viernes, 28 de noviembre de 2014

¿Sabes cómo y cuándo se usa porqué?

En esta segunda entrega de trucos para escribir mejor, voy a hablarles del porqué. que normalmente se utiliza en medio de una frase también en forma de interrogación.






Porqué: es un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón, y se escribe con tilde o acento por ser palabra aguda terminada en vocal. Puesto que se trata de un sustantivo, se usa normalmente precedido de artículo u otro determinante:

No comprendo el porqué de tu actitud (= la razón de tu actitud).
Todo tiene su porqué (= su causa o su motivo).

Como otros sustantivos, tiene plural:

Hay que averiguar los porqués de este cambio de actitud.

Dicho de otro modo: puedes utilizar porqué para indicar una razón, causa o motivo y como en los ejemplos, se utilizan en medio de una oración.


Fuente: Diccionario de la Real Lengua Española



María Loreto



miércoles, 26 de noviembre de 2014

Capitán Riley

El 21 de junio de 2014 salió a la venta “Capitán Riley”, la novela de aventuras del año. Quedó finalista en el Primer Concurso Literario de Autores ‘Indie’ convocado por Amazon y El Mundo y ha sido la novela más vendida y con mejores críticas por parte de los lectores en Amazon en 2014. Pero antes de seguir con ella sería interesante conocer un poco más a su autor.

El autor  y su obra

Fernando Gamboa González nació en Barcelona el 1 de marzo de 1970. Desde pequeño se enamoró de la literatura de Julio Verne, Emilio Salgari o Robert Louis Stevenson entre otros y, buscando esos lugares de aventuras descritos por sus “héroes” de infancia, llegó a la conclusión de que lo suyo era viajar y encontrar esos mundos. Así que desde que tenía 20 años se ha dedicado a ello.
   
Ha realizado numerosos viajes por Latinoamérica, África, Asia y Australia. Trabajó como profesor de español, jugador de póker, submarinista, guía de aventura, empresario, piloto e incluso buscador de tesoros. De todo un poco como veis, propio de un espíritu inquieto. 

Era el típico aventurero que se costeaba sus viajes con esos trabajos tan diferentes  que le han debido dar bastantes satisfacciones. Pero en 2005, debido a una lesión de espalda tuvo que parar un poco en su actividad y entonces, como no podía moverse, empezó a poner por escrito todo lo que su imaginación le sugería. Así fue como desde el año 2007 nos deleita con sus libros.

En ese año apareció la primera de sus novelas “La última cripta” (Ediciones El Andén), todo un best seller mundial que suma unos 150.000 lectores en todo el mundo y  más de 400 reseñas en Amazon España. Se trata de un libro de aventuras y misterios donde su alter ego, el submarinista Ulises Vidal, encuentra entre los corales de la costa de Honduras una campana de bronce del siglo XV relacionada con los templarios y de la época anterior al descubrimiento de América. Recientemente ha sido traducida al inglés y a principios de 2015 saldrá a la venta en versión impresa por Ediciones B

Hace poco que he comenzado a leerla y la verdad es que estoy entusiasmada con ella. No me extraña lo más mínimo que haya tenido tantos seguidores y tan buenas críticas.

Un año después, en 2008, publica “Guinea: Más allá de la aventura” (Ediciones El Andén). Narra la aventura de una cooperante española de UNICEF, Blanca, al ser detenida en un control de policía, torturada y condenada a veinte años de prisión. Fernando recoge en esta novela los testimonios de personas que conoció en su viaje a la ex colonia española. 

He tenido el placer de disfrutarla y la verdad es que con ella el autor demuestra que tiene un don especial que plasma de forma magistral en sus novelas. Es muy fácil sentir lo que escribe.

Tuvieron que pasar tres años para que en 2011 publicara “La historia de Luz. El amor no conoce límites”. Es una historia real que le contó una amiga colombiana y  quedó tan emocionado ante ese relato, que se dispuso a escribirlo. 

Hay algo curioso: como él mismo dice no puede considerarse el autor, pues es Luz con su propia historia la que la escribe. Así que esta vez la firmó con el nombre de Fernando G. González, ya que el estilo es totalmente distinto al que utiliza en sus otros libros. No es una novela de aventuras como las que suele escribir, es una narración sobre un hecho real, de una niña que busca a su madre.

También tuve la oportunidad de emocionarme con las vivencias de Luz y con la forma de contarlo de Fernando. Las descripciones de lugares, olores, colores y sentimientos son tan reales que los ves, los hueles, los notas... Es una preciosidad de libro y está claro que esta historia debía ser contada. Creo que es uno de los libros más bonitos que han llegado a mis manos. Desde el principio hasta el final la conexión con la pequeña Luz es total. Ella hace posible el dicho que “el amor puede con todo”, por difícil que sea. 

En febrero de 2013 publica “Ciudad negra” (Ediciones B), la segunda parte de “La última cripta”. El relato comienza unos meses después del regreso a casa de los protagonistas tras la aventura vivida en “La última cripta”. En esta ocasión parten hacia el Amazonas en busca de la hija del profesor Castillo. Toda una odisea llena de misterios y secretos que podrían cambiar la concepción de nuestra historia. En octubre de 2015 saldrá publicada en inglés.

Y a principios de este verano, como ya he comentado en la introducción, “Capitán Riley”. En julio del 2015 también será publicada en inglés.

Fernando Gamboa no solo escribe libros, también artículos para diversos medios y, a finales de octubre participó como ponente en el II Congreso para el Libro electrónico en Barbastro. 

Actualmente está trabajando en varios proyectos, entre ellos la tercera parte de “La última cripta” y otra novela de la que no se puede decir nada todavía, porque va a ser toda una sorpresa. De lo que sí estoy segura es que nos va a encantar. 

En breve publicará “Tierra de nadie” donde Alex y Jack, los protagonistas de “Capitán Riley” vivirán una aventura durante la Guerra Civil española. Estoy deseando leer esta precuela y los otros dos que me quedan de él antes de que lleguen los nuevos. Tendré que darme prisa.

Si queréis saber más no dudéis en visitar su página web: http://www.gamboaescritor.com. En ella encontraréis muchísima información: fotos, sinopsis sobre sus novelas, artículos y entrevistas para prensa y blogs, enlaces con su propio blog y contacto con el autor.


Capitán Riley

Sinopsis

CAPITÁN RILEY es una espectacular novela de aventuras, protagonizada por un veterano de la guerra civil española que, al mando de un pequeño buque de cabotaje y una estrafalaria tripulación de prófugos de tierra firme, navega por el Mediterráneo dedicándose al peligroso oficio del contrabando en tiempos de guerra.

A finales de 1941 los ejércitos de Hitler han conquistado Francia y avanzan imparables hacia Moscú, España sufre las terribles secuelas de la Guerra Civil, y el totalitarismo en todas sus formas parece destinado a dominar el mundo.

En ese escenario, el capitán Riley y su tripulación son contratados por el hombre más rico y peligroso de la España de la posguerra, para recuperar un misterioso artefacto de un naufragio frente a las costas de Tánger. Una misión aparentemente sencilla, pero que inesperadamente se complicará poniendo en peligro la vida de todos ellos y precipitándolos en el centro de una trama internacional de la que nada sospechan. 

Una diabólica conjura que bajo el nombre de Operación Apokalypse, podría decidir no solo el futuro de la guerra, sino el de la humanidad misma.

Opinión personal

Sabía que me iba a gustar, lo tenía claro antes de empezar a leer el libro. Es lo normal en Fernando Gamboa ya que tiene una forma especial de escribir. Con sus libros siempre me pasa lo mismo, pierdo la noción del tiempo y por lo que leído por ahí, parece que no soy la única que piensa así. En mi caso es totalmente verídico. Una vez, incluso, se me pasó la parada de metro porque no me daba cuenta ni en dónde estaba. No solo están bien escritos, sino que emocionan y hacen que vivas la historia como si formaras parte de ella.

Te hacen sentir la aventura, el peligro, la angustia, la alegría, el dolor, el amor… “Capitán Riley” no ha sido distinto en este aspecto. Es una novela densa en cuanto a número de páginas, pero no se hace pesada. Todo lo contrario, a mí incluso se me hizo corta. Me hubiera gustado seguir leyendo un poco más. 

Además me llamó mucho la atención la portada. Soy una apasionada del cine y el ver en ella a Eva Mendes me pareció curioso. Cuando leí el libro la identifiqué enseguida con Carmen, una de las protagonistas. Y creo que otro de los personajes femeninos está inspirado en una actriz del cine clásico, que a mí personalmente me encanta. Así que tenía todos los alicientes para que fuera un libro interesante. Y así fue.

“Capitán Riley” es una fantástica novela de aventuras en medio del mar y en plena Segunda Guerra Mundial, así que incluye espionaje, acción, operaciones secretas, misterio y un montón de episodios intensos que deseas que se resuelvan cuanto antes de la mejor manera posible. A veces se complica el asunto y, cuando parece solucionado, de nuevo otro problema. Esto hace que la tensión no desaparezca en ningún instante. Incluso hay momentos de cierta angustia en la que no sabes qué va a pasar y la incertidumbre de la situación ronda acechando página a página.

Los escenarios son muy variados recorriendo distintos lugares de las costas españolas, Cerdeña, el Norte de África, las islas Azores, Estados Unidos… 

Gran parte de la novela se desarrolla en el “El Pingarrón”, el barco de Alex Riley, llamado así porque el capitán Riley fue un superviviente del batallón de norteamericanos que luchó en la Guerra Civil española, en el cerro Pingarrón, en la batalla del Jarama. Intrépido, leal y con mucho carisma. Con un pasado lleno de momentos difíciles y dispuesto una vez más a poner en juego su vida y la de sus compañeros por una causa noble.

Los demás personajes también son dignos de dedicarles unas líneas. La tripulación del "Capitán Riley" es variopinta y se hacen querer. Están tan unidos que son como una familia, donde el destino de uno es el destino de todos.

Entre ellos está Joaquín Alcántara, Jack. Combatió junto a Riley en la Guerra Civil y, desde entonces no se separó de él. Un gallego simpático y bonachón que es capaz de seguir a su capitán y amigo hasta las últimas consecuencias. Julie y su marido César, ella francesa, piloto del barco y él mecánico y de Portugal. Marco, un mercenario de origen serbio. Elsa y Helmut, dos pasajeros alemanes que se unirán posteriormente a la tripulación y que tendrán un papel importante en la historia. Y la exótica Carmen, una mujer especial en la vida de Alex y que se verá envuelta como los demás en esta apasionante aventura.

Y todavía hay mucho más: personajes históricos de aquella época, como Wilhem Canaris, Heinrich Himmler o Winston Churchill, malos que aparecen y desaparecen de forma imprevista, diálogos rápidos, descripciones precisas y un final… 

Toda una aventura que debería ser filmada. Me la imagino como una película y sé que tendría éxito. No me extraña que “Capitán Riley” sea uno de los libros más vendidos del año y que haya tenido tanta aceptación entre los lectores. Merece la pena leerla, de verdad. Y esperemos que publique pronto la continuación para poder seguir las aventuras de Alex, Jack, Carmen, Elsa, César, Julie y Marco.

Enhorabuena a Fernando Gamboa. Una vez más me ha cautivado. Es un verdadero placer leerle.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Próxima dinámica Micrófono Abierto

Buenos días anaquelianos, es un gusto verlos por aquí. En esta ocasión les tengo muy buenas noticias relacionadas con la dinámica "Micrófono Abierto". Pero para quienes no sepan de qué trata la misma se los cuento brevemente.

Durante poco más de un año se llevó a cabo en el grupo de facebook "Anaquel Literario" la dinámica titulada "Micrófono Abierto", en ella teníamos un escritor invitado durante una semana y todos los integrantes del grupo tenían la posibilidad de hacerle preguntas relacionadas con sus novelas, su método creativo, o incluso alguna receta de cocina, o bebida favorita.

La buena noticia es que esta dinámica de entrevista abierta está de regreso. La primera semana de diciembre comenzamos. Además contaremos con un invitado digno de un regreso tan esperado, el escritor ganador del primer concurso de Amazon para autores independientes; Jorge Magano.




Si no conoces aún a este escritor te invito a hacerlo dando click en los links siguientes. Incluso te invito a leer una entrevista que tuve el privilegio de hacerle a su personaje Principal Jaime Azcárate. Para participar en la próxima entrevista a Jorge Magano solo necesitas pertenecer al grupo de Facebook "Anaquel Literario", allí en el post marcado se llevará a cabo la misma, y el autor irá contestando las preguntas de los participantes.







Para los curiosos que quieran acceder a las pasadas entrevistas de Micrófono Abierto los invito a dar click a este link http://vivirdelibros.blogspot.mx/2014/08/entrevista-maria-del-pino.html

Ana Saavedra

viernes, 21 de noviembre de 2014

Revista Gealittera




Tercera edición de la revista 

literaria Gealittera


La difusión de la cultura y principalmente la literaria, es uno de los objetivos y metas que tenemos en común los que conformamos esta comunidad. Por lo tanto estamos gustosos de compartir con ustedes todas las manifestaciones que pongan al descubierto el esfuerzo de gente que comparte este mismo sentimiento y pasión. El día de hoy toca el turno a la revista Gealittera, que fruto de un trabajo llega con su tercera edición.
La descarga de la misma es de manera gratuita, así que los invitamos a que disfruten y compartan el resultado de este proyecto. El mes de noviembre estuvo dedicado al tema "La locura" y acompañado de imágenes muy sugerentes, podrán encontrar poemas y relatos enmarcando el tema mencionado. Dos de los colaboradores de Anaquel Literario tuvimos el honor de contribuir con un texto en esta edición, por lo que los invitamos a descargar la revista y disfrutar de todas las valiosas y desinteresadas colaboraciones que contempla.


DESCARGA LA REVISTA EN ESTE LINK:





Historia de la revista



La revista digital Gealittera nace el 15 de septiembre de 2014. Dirigida y editada por Cecilia Ortiz (Argentina) y Carmen Membrilla Olea (España). Amigas desde hace tiempo en Facebook (aunque nunca se han visto) deciden emprender este proyecto para inaugurar esta Tierra de Letras, esta Tierra de Otros; aquellos que se dan cita para escribir, imaginar y crear.
De esta forma están consiguiendo canalizar a autores de países distintos, de continentes 
distintos...unidos en letras y en poesía.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Lolita, Vladimir Nabokov


Lolita
Vladimir Nabokov



Las reflexiones a las que me hizo llegar esta lectura serían dignas de un libro en sí mismas. Pero no pretendo extender mi aprendizaje y hacerlos pasar por el tortuoso camino de mis pensamientos, sino más bien hablarles a grandes rasgos el porque deberían dejar de leer esta reseña y correr a prestar atención al propio Vladimir Nabokov.

La trama de la novela, para los pocos que no lo sepan, es él de un hombre mayor que se involucra con una menor de edad, de una manera en apariencia consensuada , lo no deja de ser un delito. Motivo por el cual el protagonista huye durante toda la historia.

Lolita es considera, a lo largo y ancho de los rankings internacionales, una de las mejores novelas del sigo XX, algunos incluso la ponen en primer lugar, este honor no es fortuito. La novela habla de un tema controversial eso sí, pero no es éste el que la lleva a la gloria, sino el trabajo meticuloso de un escritor con un amplio conocimiento y uso del lenguaje. Su escritura es fluida, elegante, experimentada y profundamente filosa.

Esta historia es considerada también "la mejor novela estadounidense, escrita por un ruso". Aunado a que el escritor la escribió originalmente en inglés pensando en que, de esta manera tendría más alcance, y vaya que lo tuvo. Nabokov planeó cada una de sus frases, tiempos verbales, entradas y salidas de los personajes. Desde el prólogo hasta sus notas finales, demuestra el trabajo meticuloso y cuidado en que no deja nada al azar.

Un escritor con pleno manejo de todas las herramientas literarias existentes, muchas de las cuales seguramente inventadas por él mismo. Nabokov sabe como hablarle a sus lectores de manera sin igual, los hace partícipes, cómplices, jueces y redentores, involucrando sus sentimientos y  justificandose ante ellos. Lo que más sorprende es que una novela tan icónica, profundamente erótica, con un tema incluso hoy controversial.  No usa en ningún momento descripciones gráficas sexuales, ni palabras explícitas. Lo que la ubica en un nivel superior, pues logra lo que muy pocos aspiran siquiera. El sexo vende sí, pero la elegancia y las obras de arte son otra cosa.

Dentro de esta historia tenemos testimonio de como un escritor hace que el lenguaje juegue plenamente a su favor. Al leerla nos convierte en parte de sus personajes, nos involucra en la trama, lo queramos o no. Al mismo tiempo Nabokov se inventó adjetivos y verbos completos a falta de algunos del todo precisos, lugares escritores y escritos, conceptos que incluso hoy en día tenemos gracias a él. (pero sobre cuáles son estos conceptos no voy a hablarles, por el puro gusto de permitirles a ustedes mismos que los descubran y se sorprendan a su vez).
Un genio literario sin duda, del que recomiendo ampliamente su novela, y del que garantizo se quedarán con ganas de explorar más de sus creaciones literarias. En el caso que nos compete, Lolita es una novela no sólo para ser leída y disfrutada, sino analizada, tomada como referencia y aprendizaje.
Pero ni todos mis halagos hacia esta novela podrán acercarse a la experiencia que es para un lector, deslizarse entre frases escritas por un experto narrador. 


Vladimir Nabokov


Vladímir Nabokov, (San Petersburgo, 22 de abril de 1899) fue un escritor de origen ruso, nacionalizado estadounidense.
Escribió sus primeras obras literarias en ruso, se hizo internacionalmente famoso como un maestro de la novela con su obra escrita en inglés, especialmente su novela Lolita (1955), un retrato de la sociedad estadounidense a través de la metáfora del viaje, en cuyo trama un hombre de mediana edad se enamora y sostiene una relación con una adolescente. 

Los primeros escritos de Nabokov fueron en ruso, pero alcanzó el reconocimiento internacional en lengua inglesa. Por esta circunstancia ha sido comparado con Joseph Conrad, que era de origen polaco; no obstante, hay quien ve esta comparación como discutible, en tanto que Conrad sólo compuso en inglés, y nunca en su lengua natural, el polaco (el mismo Nabokov rechazaba tal comparación por razones estéticas). Tradujo muchas de sus obras primerizas al inglés, a veces en colaboración con su hijo Dmitri. Su formación trilingüe tuvo una profunda influencia sobre su arte. Él mismo describía metafóricamente la transición de una lengua a otra como el lento viaje nocturno de un pueblo a otro con tan sólo una vela para iluminarse.

Ana Saavedra

lunes, 17 de noviembre de 2014

Mi vida entre libros: una semana en la FIL del Zócalo 2014

La Feria Internacional del Libro, mejor conocida por sus siglas FIL, celebró su catorceava edición en el Zócalo de la ciudad de México, en la segunda semana de octubre (del 10 al 19). A esta feria acudieron las editoriales más conocidas y las independientes a la par con un sólo objetivo: colaborar en la difusión de la cultura. Sumado a esto se llevaron a cabo un gran número de actividades en carpas dispuestas a lo largo y ancho, las cuales fueron bautizadas en honor de varios escritores renombrados.

Este año se realizaron 750 actividades artísticas y culturales, además de que se contó con la participación de 292 expositores en diversos temas y ámbitos. El país invitado fue Brasil.

Debido a ciertas desviaciones en el camino de mi vida tuve la oportunidad de participar activamente en una de las carpas que estuvieron ahí: la de las publicaciones independientes.

Cada día fue una aventura en la que pude descubrir el inmenso esfuerzo que realizan aquellos que llevan una revista independiente. Entre talleres, conferencias y revistas invitadas me di cuenta que es uno de los sectores literarios más ignorado y al cual le resulta complicado abrirse camino hacia los lectores. Pero también me di cuenta de que con su esfuerzo y compromiso pueden conseguirlo.

Varias actividades en las que tuve la oportunidad de participar me marcaron en muchos sentidos. La visita de una escritora brasileña fue una de ellas. Se presentó con su equipo para impartir un taller al mediodía con maletas provistas de ropa colorida y extravagante. Con un optimismo que he observado en pocos tomó el micrófono e invitó a los que pasaban por ahí a unirse a su novela. Lo único que tenían que hacer era caracterizarse como el personaje que eligieran y tomarse una foto que sería impresa en una de las páginas de la novela que ella les obsequiaría. Fue emocionante observar a personas de diferentes ocupaciones y formas de vida dejar el disfraz que se ven obligadas a portar día tras día y cambiarlo por uno más acorde a sus fantasías. Otro de los eventos que siempre recordaré es un taller dedicado a la elaboración de minificciones. Para ello se invitó a varios escritores que se dedican de lleno a la producción y estudio de esta forma de creación literaria para que enunciaran sus aspectos más importantes, los cuales no sólo se limitaron a ello si no que motivaron al público a volverse creador y realizar varias minificciones de los temas más inesperados. Por último pero no menos importante está la kermess de las revistas, las cuales realizaron juegos y regalaron, en la mayoría de los casos, sus publicaciones, que iban desde temas literarios, musicales, deportivos, cinéfilos y de entretenimiento hasta temas centrados en el Derecho.

De esta experiencia me llevé el aprendizaje acerca de la labor de aquellos que se dedican a realizar publicaciones independientes, varios amigos, tardes perdida entre el atractivo mundo de las editoriales y, por qué no admitirlo, una montaña de libros. Si leer es su pasión y tienen la oportunidad no se pierdan esta feria, la cual es realizada en otros lugares de la República Mexicana además de la ciudad de México.

Santa Cassandra Aguilera Hernández (SCAH)

viernes, 14 de noviembre de 2014

Entrevista a Jaime Azcárate





Buen día queridos "anaquelistas" en esta ocasión les traigo una entrevista exclusiva y de la que estoy personalmente muy orgullosa. Verán, hace poco el portal de internet Amazon, organizó el primer "Concurso para autores independientes 2014". La novela ganadora fue "La mirada de piedra" de Jorge Magano. Pero hoy no quiero concentrarme en el autor, sino en el personaje responsable de esta aventura; Jaime Azcárate. Así que después de sortear algunos obstáculos, aquí tienen para que disfruten y conozcan su vida de su propia voz.







Jaime Azcárate bienvenido a esta entrevista. Es la primera vez que tengo la oportunidad de platicar con un personaje de novela así que agradezco de antemano tu disposición y los problemas que hayas tenido que enfrentar para estar el día de hoy aquí y platicarnos acerca de tu vida.
Tengo entendido que eres licenciado en historia del arte, pero además te apasiona el periodismo. ¿Cómo, cuándo, a raíz de qué, surge en ti la idea de mezclar estás dos actividades?

Hola, es un placer estar con vosotros. Problemas, ninguno. Pasado mañana me marcho a Tánger por temas de trabajo, pero aún tengo un ratito para contestar gustoso a vuestras preguntas.
La culpa de la Historia del Arte la tiene mi padre, el catedrático Fernando Azcárate, que desde hace ya tres décadas imparte clases en la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid. Desde pequeño me tuvo girando por el mundo y enseñándome todas las maravillas artísticas que hay por ahí, y eso hizo que la pasión por las obras y las culturas antiguas calase pronto en mí. La otra influencia -la del periodismo- vino por un hermano de mi madre bastante mal considerado en la familia. Era una especie de periodista trotamundos bastante libertino y desvergonzado. Siempre me hizo gracia su modo de vida, aunque mis padres intentaron por todos los medios que no me pareciera a él. Sobra decir que fracasaron. Eso, unido a mi innata curiosidad por casi todo, me llevó a elegir el camino del periodismo y la divulgación antes que la senda académica (que, sinceramente, siempre me ha parecido un latazo).


Es interesante saber que la familia influyó directamente en tu vida. Aunque ahora tus profesiones te han llevado a viajar por el mundo y vivir aventuras dignas de la pantalla grande. ¿Te consideras una persona hogareña? ¿Visualizas tu futuro al lado de una señora Azcárate?
Por otro lado, tu interés personal en la revista Arcadia, supongo se debe en parte a tu trabajo como reportero. Pero, ¿por qué esa revista precisamente, qué hay en ella para que la consideres tan importante?

No, la verdad es que de hogareño no tengo nada. Se me cae la casa encima si paso en ella más de veinticuatro horas. Además, el término hogar para mí es muy relativo. Hay muchos lugares del mundo que considero como mi casa (y algunos no tienen ni siquiera techo). Soy feliz callejeando por las ciudades, o durmiendo en un saco en la montaña o el desierto o explorando pueblos perdidos o desconocidos, que no necesariamente tienen que estar muy lejos de casa. En cuanto a una futura señora Azcárate, creo que aún no la he conocido. Tampoco tengo prisa. Y estoy seguro de que ella tampoco.
Mi interés por la revista Arcadia es profesional, pero también sentimental. Empezó siendo una modesta publicación que, con más talento y trabajo que medios, sacábamos adelante en la asociación universitaria del mismo nombre que montamos un grupo de amigos en nuestra época de estudiantes. Más adelante, la presidenta de la asociación, mi gran amiga Laura Rodríguez, fue elegida por el Centro de Investigaciones Históricas para dirigir una revista de divulgación especializada en arte e historia que ella decidió bautizar con el mismo nombre. En 2006 me incorporé como encargado de la sección Misterios del Arte y desde entonces es mi medio de subsistencia aparte de un modo de desarrollar mis inquietudes como periodista y como historiador.


Muchas gracias por responder a una pregunta tan personal y un poco fuera de lugar. Pero estoy segura que muchas de las féminas que siguen tus aventuras y publicaciones, tenían interés en saber esa respuesta.
Por otro lado, misterios del arte. Eso es realmente tu pasión.
¿qué nos puedes contar sobre el templo de Filé, y todo lo que te llevo a vivir su investigación? (para los interesados esta recopilado en "La Isis dorada")



Hablar del templo de Filé es hablar del último refugio de la religión egipcia antes de que su culto fuera prohibido por el emperador Justiniano en el siglo VI. Sin embargo, la adoración a la diosa egipcia Isis se ha perpetuado de manera más o menos clandestina a través de los siglos. Tuve ocasión de comprobarlo durante las navidades de 2006, el mismo año que ingresé en la revista Arcadia y empezaron a pasar cosas raras en Madrid: tiendas de reproducciones egipcias saboteadas, imágenes de la Virgen pintadas de rojo, y una guerra declarada entre cristianos y paganos. También tuve la suerte de conocer a Ingrid, una mujer increíble con la que viví todo tipo de aventuras. Nuestra investigación alcanzó su punto álgido en el templo de Debod, el santuario egipcio más grande fuera del país del Nilo. Fue mi primera gran odisea como colaborador de Arcadia y está íntegramente recogida en la novela "La Isis dorada", escrita por otro historiador del arte llamado Jorge Magano que se ha convertido en una especie de biógrafo oficial. Por cierto, eso que cuenta de que me aparecí en sus sueños pidiéndole que contara mi vida es mentira. Una licencia romántica de escritores cursis.





Lo que nos cuentas sobre esta aventura parece en verdad apasionante, no preguntare más detalles al respecto para invitar a todos los interesados a conocerlo personalmente en las páginas de "La Isis dorada".
Solo permíteme preguntar algo, ¿te cambio de algún modo ésta primera investigación, que en realidad podemos catalogar de aventura?

Por otra parte, te confieso que pensaba dejar el tema de Jorge Magano para el final. Pero ya que lo has invocado te pregunto. ¿Qué opinión te merece? ¿Por qué él precisamente para recopilar tus historias? ¿Será que tienen más similitudes que la profesión y el amor a la misma?


Me cambió, sí. Por un lado afianzó mi posición en Arcadia (creo que hasta entonces, mi jefa Laura Rodríguez no confiaba demasiado en mis dotes periodísticas), y por otro me ayudó a salir de una etapa complicada, en la que estuve a punto de perder la buhardilla y la independencia. Hubo también cambios emocionales más profundos, pero prefiero no hablar de ellos. Además, están en el libro.
En cuanto a Jorge Magano, me cae bien porque tenemos inquietudes parecidas (el arte, el periodismo, la música de cine, los lugares bellos y polvorientos...) Siempre quiso ser escritor, pero hay que reconocer que no levantó cabeza hasta que empezó a publicar mis andanzas. Hasta le han dado un premio y todo. Supongo que algo de mérito tendré en todo esto.




El tema del premio lo dejamos para el final, que es además uno muy importante y no exento de polémica.
Me gustaría que nos platicaras sobre la búsqueda el talismán sagrado. Y aunque sé que toda la aventura está disponible en "Donde nacen los milagros" sé que tu vida estuvo en peligro en varias ocasiones, debido a varios enemigos que encontraste en el camino.
¿Cómo es que no temes por tu vida y pareciera que vas en busca del peligro?



Lo del "talismán sagrado" como usted lo llama fue, en efecto, una aventura complicada. Todo empezó cuando me enteré de la muerte de un profesor chalado con el que había compartido alguna escapada. El tipo había aparecido flotando junto a un ala delta en el río Duratón, cerca del priorato de San Frutos, un lugar mágico lleno de leyendas relacionadas con santos eremitas que desafiaron a los moros en el siglo VIII. Cuando me puse a investigar descubrí una complicada trama de sectas gnósticas y objetos sagrados que incluían algunos tesoros procedentes del templo de Salomón de Jerusalén. Hubo que descifrar manuscritos antiguos, relieves de piedra y salir por pies en más de una ocasión. También conocí a una mujer muy especial, Pilar Yagüe, y a un tipo gordo y entrañable llamado Roberto Barrero de quien, contra todo pronóstico, acabé haciéndome muy amigo. Hasta el punto que ahora es mi instructor de tiro.
En cuanto a lo otro, temo por mi vida como el que más, pero tengo más miedo a envejecer y marchitarme sin haber vivido las experiencias suficientes. Si un enigma me susurra al oído o alguien necesita mi ayuda, no dudo en acudir. Intento tomar todas las precauciones y sopesar los peligros, claro, pero como mi amigo Roberto me dijo en una ocasión, sólo hay una cosa acerca de la seguridad que es necesario saber: que no existe.



No es necesario el tratamiento de "usted". Siempre he pensado que los personajes de novela son tan cercanos al lector que bien podemos obviar esos formalismos. Máxime teniendo en cuenta esta plática tan reveladora.

Otro aspecto que me gustaría tratar durante esta entrevista es el siguiente.
El buen humor es algo que distingue a "Jaime Azcárate" entre sus conocidos y seguidores.
Seguramente va ligado a su filosofía de la vida.
¿Podríamos conocer un poco sobre la misma y cómo se relaciona con esa personalidad tan característica?


Este es un tema extraño. Algunos lectores de mis aventuras aseguran haber tenido ataques de risa mientras leían. Otros, más moderados, dicen haberse reído o sonreído de vez en cuando. Pero eso no debe confundirse con mi sentido del humor, sino por el modo en que los seres humanos interpretamos las desgracias ajenas. Digo esto porque se da la circunstancia de que los que se han reído con los libros lo han hecho sobre todo en pasajes en los que mi vida corría peligro. ¡A ver qué gracia tiene eso! Pero es que la esencia de la comedia es la tragedia. Uno no se ríe de un hombre que es feliz el día de su boda, sino del que tropieza con la tarta o ve cómo su prometida se fuga con un orangután antes del "sí, quiero" (es un ejemplo muy malo, pero creo que explica bien lo que quiero decir). Me gustaría pensar que se ríen porque en el fondo saben que no me va a pasar nada y voy a volver para contarlo, pero no sé, la gente es muy cruel. Por otro lado sí que es cierto que soy una persona apasionada y optimista que se enfrenta a la vida con una sonrisa, por peligrosas que sean las circunstancias. Esto tiene una doble función: desmontar al enemigo, que no sabe de qué se ríe el imbécil al que está a punto de acribillar, y autoinsulflarse ánimo para salir del problema con las mayores garantías. Y hay una tercera: si te van a matar, al menos salir feliz en las fotos.


Bueno me estas haciendo reír a mi, y eso que solo por tu respuesta.
Siguiendo con las preguntas. ¿Nos puedes hablar sobre tu trabajo de fin de carrera? "La maldición de Medusa".


Eso es algo de lo que me cuesta hablar, me remueve demasiado (los héroes de acción también tenemos nuestro corazoncito). Además, no es exactamente así. En segundo año de carrera me encargaron un trabajo sobre mitología en la escultura barroca italiana, pero como siempre he ido un poco a mi aire me encontré con que no tenía tiempo para hacerlo. Entonces alguien me ayudó (no quiero entrar en detalles). Ese trabajo incluía un busto de Medusa esculpido por un artista llamado Andrea Bolgi. Y años después, trabajando ya en la Revista Arcadia, recuperé esta escultura para un reportaje que titulé "La maldición de Medusa". Mis razones tenía, aunque no sospechaba que la historia volvería con fuerza en octubre de 2013 para golpearme donde más me podía doler. La historia completa está recogida en "La mirada de piedra", la última de mis aventuras hasta la fecha. Sólo adelanto que, si querías mantenerte vivo, era mejor no acercarse mucho a esa escultura.



Después de escuchar atentamente estas respuestas estoy segura que muchos como yo, tenemos una cita con cada una de las novelas que las guardan. Definitivamente debemos agradecer a Jorge Magano que haya tenido el tiempo de recopilarlas. (Aunque él debe ser el más beneficiado, pues como es sabido, tu última aventura le valió el codiciado premio literario de Autor Indie de Amazon)
¿Cómo ha repercutido esto en tu vida? ¿Sabías que tu aventura estaba postulada en ese concurso? ¿Qué opinión te merece? Y sobre todo... Jorge ha hecho algo para compensarte, finalmente él se lleva el crédito completo...


El mayor premio de un personaje de novela (esto me hace gracia, porque yo antes que eso era persona) es que la gente conozca sus andanzas y disfrute y aprenda con ellas. En ese sentido, el galardón que ha obtenido Magano me satisface enormemente, no sólo porque ahora mis aventuras han aparecido en los medios de comunicación, sino porque se me abre un nuevo camino en otros idiomas (me pregunto cómo pronunciará mi apellido un lector de, pongamos, Arizona). La verdad es que no tenía ni idea de que Magano pensaba presentar esta historia a un concurso. Nunca me lo dijo, pero no le guardo rencor. Yo tampoco le tengo a él en cuenta para preparar mis escapadas, de manera que al final es él quien tiene que adaptarse a mí.


A nombre de Anaquel Literario, te agradezco el tiempo que dedicaste a responder estas preguntas y, la paciencia que le tuviste a esta lectora voraz que, de serle posible se metía en todas las novelas a su paso para entrevistar a sus personajes protagónicos.
Por fortuna fuiste tú el primer personaje que me permite romper esa "cuarta pared" y conocer la historia en primera persona, es algo de lo que estaré siempre agradecida.
Pero antes de despedirte y desearte mil aventuras más, tengo que preguntar algo que ronda mi mente desde el comienzo de esta entrevista.
¿Podemos saber un adelanto sobre los "temas de trabajo" que te llevan a viajar a Tánger? Será acaso el comienzo de una nueva aventura...


El placer ha sido todo mío. No suelo prestarme a este tipo de cuestionarios, pero la ocasión lo merecía. Toda la promoción que la novela de Magano pueda obtener es buena para mí y, quizás, para la revista Arcadia (esto me lo apunta mi jefa Laura Rodríguez, que no pierde ocasión de darse bombo).
En cuanto a mi viaje a Tánger, en principio es para relajarme y desconectar unos días. Aunque eso mismo dije aquella vez que decidí desplazarme a un tranquilo pueblo de Soria y me encontré con todo lo que se narra en "La mirada de piedra". Espero volver con menos cicatrices esta vez, aunque no puedo asegurarlo.


Ana Saavedra

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Reseña: El manuscrito de Avicena



El Manuscrito de Avicena
Autor: Ezequiel Teodoro
Editorial: Entrelíneas Editores
ISBN: 9788498025170
Precio: 2,48€ (Edición Digital)
Páginas: 409


¿Qué harías si tuvieras que ELEGIR entre la vida de tu GRAN AMOR o hacer LO CORRECTO

El doctor Simón Salvatierra inicia un viaje de placer para encontrarse con su esposa en San Petersburgo, donde ella investiga un misterioso manuscrito creado por el médico persa Avicena mil años antes. Sin embargo, el viaje se convierte en una dura prueba de valor, con persecuciones a 200 km/hora, intentos de asesinato y oscuras maniobras policíacas, cuando ella es secuestrada por Al Qaeda. Un espía español encubierto y una empleada del Museo Británico serán el único apoyo del doctor en una carrera contra el mundo por salvar a la mujer de su vida. 
Paralelamente, la historia del manuscrito sobrevuela la novela. Persia siglo XI, Jerusalén siglo XII y Burgos siglo XIX, serán los escenarios de una enrevesada trama a través de un milenio, en la que los temibles enemigos de los templarios, los hashashin, y los enigmáticos masones de la Logia de Cádiz tratarán de apropiarse de un documento que podría cambiar la humanidad tal y como la conocemos. 


Escribir acerca del Manuscrito de Avicena es pensar en Ezequiel Teodoro, su autor. Llevo muchos meses hablando de esta novela y de cómo, poco a poco, ha ido escalando posiciones de ventas en amazon, llegando a la no despreciable suma de unos doce mil ejemplares vendidos, quizá ha de ser porque su trama que deriva en un thriller de muchísima acción, se divide entre dos hilos narrativos que nos llevan al pasado y nos vuelven al presente en un abrir y cerrar de ojos.

Es así como varios personajes entran en acción, entre otros, el doctor Salvatierra que vivirá y padecerá una serie de acontecimientos por los que Ezequiel Teodoro nos llevará a velocidad de vértigo, de prisa y sin pausa, vamos construyendo una historia desde un Bin Laden que se nos presenta muerto mucho antes de que este suceso ocurriera en la práctica, hasta unas persecuciones con balaceras y algunos ingredientes más, que no te dejarán respirar ni hacer pausa alguna, hasta que llegues al final de la novela.

Como decía al principio, Teodoro nos lleva de una página a otra, del presente al pasado en un abrir y cerrar de ojos. En el pasado, Avicena realiza algunos descubrimientos que pueden cambiar el curso de la humanidad y en el presente, muchas y variadas manos, están interesadas en hacerse con él.
Si puedo afirmar algo, es que es un libro que posee la capacidad de hablarnos del Cid hasta ponernos en manos de unas bandas rusas, empeñadas en descubrir ese conocimiento por años escondido. ¿Qué ocurrirá?

Entre medias de esas balaceras, más de algún personaje sucumbirá, pero para nuestros males y el regocijo del autor, logrará situarnos en cada pasaje, haciéndonos eco de ellos, sus sentimientos, sus padecimientos, sus nostalgias, en dos palabras: sus vidas…

¿Por qué deberías leer este libro?:  porque es una novela trepidante en que la aventura no cesa en ninguna de sus páginas; porque es thriller muy bien combinado en que el amor también es un mecanismo utilizado por el autor; porque en cerca de 500 páginas no te darán ganas de dejar de leer, lo cual constituye un gran mérito para alguien que se estrena con una novela de tintes históricos y sin embargo muy actual.


Algunos datos sobre su autor: Ezequiel Teodoro (1971) es periodista y escritor. Con "El manuscrito de Avicena" (Entrelíneas, 2011) ha alcanzado un éxito de crítica y público inesperado, superando los 12.000 ejemplares vendidos en formato papel y electrónico. Desde que inició su andadura profesional ha trabajado en distintos medios de comunicación de carácter local y nacional, como El Faro de Ceuta o la agencia de noticias Europa Press. En los últimos años ha ejercido su profesión en Madrid como jefe de prensa adjunto del Ministerio de Fomento. 

Ha publicado ya su segunda novela, "Cuaderno negro: complot contra Franco", en la que un periodista, Toni Escobar, se encuentra ante la oportunidad de su vida: destapar el mayor complot que haya existido en España en el último siglo y cambiar la historia reciente del país.



lunes, 10 de noviembre de 2014

Armando los diálogos, parte 1.

Hola queridos anaquelianos, reciban un fuerte abrazo, ahora nos centramos en los diálogos y los diversos elementos que forman parte de los mismos.

La función que cumplen los  diálogos es dar voz a nuestros personajes, cada uno de ellos con sus propias personalidades y reflejar el puesto que ocupan dentro de nuestros escritos, el autor debe tener la habilidad de que el lector los identifique por medio de los diálogos, tienen que fluir de forma natural con realismo y coherencia. Esto se consigue con personajes bien definidos, para esto anteriormente en la entrada (Quiero escribir, ¿cómo lo hago?), hemos dado unos cuantos consejos que esperamos les haya servido de ayuda.

Para crear los diálogos utilizaremos


Rayas o también conocidos como guiones largos.


Igualmente veremos aquí los guiones medios y cortos, así como su utilización. Los obtenemos de la siguiente manera.

Guiones largos.

Se consiguen pulsando: alt + 0151, también: Ctrl + Alt + el guión del teclado numérico.

Al inicio no se deja espacio entre la raya y el dialogo, aun si este lleva algún signo de interrogación o admiración, tampoco se cierra la raya al finalizar el diálogo, ni antes ni después del punto final, ejemplo:
  • —Mañana te llamo, espero sigas disponible.

Guiones medios.

Se consiguen pulsando: Alt + 0150 del teclado numérico.

Los guiones medios (–) se utiliza en un párrafo donde el narrador (no los protagonistas) quieren expresar algo –como esto– y no hay dialogo, ejemplo:

María cruzó la calle sin mirar a nadie –como una suicida– y por poco el coche gris se la lleva por delante.

Guiones cortos.

Los guiones cortos (-) se utilizan para separar palabras compuestas o titubeos, es el guión sin más, ejemplo:
  • —¡Pe-pero  te has vuelto loca?

Pensamientos.


Del narrador.

Para escribir lo que el narrador piensa, la frase irá entre guiones medios (Alt+0150).

Del Personaje.

Para escribir lo que piensa el personaje, la frase ira entre comillas angulares, también llamadas latinas o españolas, se obtienen pulsando:  Alt + 0171 («), y Alt+0187 (»). También Alt+174 («), Alt+175 (»).


Comillas.


Cuando se quiere representar una palabra irónica, vulgar e impropia figurada o inventada por el autor, irá con minúsculas:
  • —Si claro «alegre» me he quedado.

También es correcto en cursiva:
  • —Si claro alegre me he quedado.

Títulos de artículos, poemas, cuadros, noticias, reportajes y demás, irá entre comillas y la primera con mayúscula:
  • —El encabezado decía: «Despacio va mejor» y aprovechó para no hacer nada.
  • —El encabezado decía: Despacio va mejor y aprovechó para no hacer nada.

También se utiliza para enmarcar citas textuales, si se hace una cita dentro del entrecomillado, se utilizan las comillas inglesas (“…”). Si dentro de esta nueva cita se pone otra cita debe hacerse con las comillas simples (‘…’).


Paréntesis.


Se lo utiliza para acotar datos, ejemplo:

Era pasado el mediodía (la una menos cuarto) cuando llegó Lucía emocionada.


El inciso.


El inciso dentro de los diálogos es utilizado cuando el narrador interviene para complementar el diálogo, el inciso puede ser meramente informativo o darle un matiz que pudiera cambiar totalmente el sentido del diálogo, ejemplo:
  • —Ya voy, no insistas.
  • —Ya voy, no insistas —dijo María.
  • —Ya voy, no insistas —respondió María asustada.
  • —Ya voy, no insistas —sostuvo María al mismo tiempo que daba un portazo al salir.

Como podemos apreciar en estos ejemplos, con el inciso del narrador se puede poner en manifiestos una acción y el estado de ánimo del personaje o simplemente informar que es María quien habla.

Es en el inciso donde utilizamos los verbos dicendi y sus variantes acompañados con un calificativo y descripción.

Entre el inciso y los guiones largos de los diálogos no hay espacio alguno y como se ha descrito anteriormente, no se cierran los guiones largos al final, ejemplos:

Simple:
  • —Ya voy, no insistas.

Con inciso:
  • —Ya voy, no insistas —dijo María.

Con inciso y después continuamos con el diálogo:
  • —Ya voy, no insistas —dijo María— espera unos segundos.

Cuando se utiliza un verbo dicendi dentro del inciso del narrador (decir, exclamar, afirmar, responder, etc.), este empezará con minúscula, aunque el diálogo haya terminado con un punto, un signo de exclamación o de interrogación, que como todos sabemos tiene el mismo valor que un punto.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Kreatonia Imperia, Ebooks Gratuitos






Los libros de Iván Hernández comienzan a estar disponibles de nueva cuenta después de un tiempo de reposo, y ahora regresan además de manera gratuita. Esto es un gesto muy generoso del escritor, que nos habla de sus ideales y convicciones. Desde luego lo mejor que podemos hacer para agradecerlo es leerlos. Tengo yo el privilegio de haberlos leído todos, y puedo asegurarles horas de lectura diferente, con un “toque aliado” inolvidable y que siempre e independientemente del título, dejan un cosquilleo en el corazón que no se puede describir más que como: felicidad.

Pero si no sabes que es eso de “aliado” y sí el título de su nueva web “Kreatonia Imperia” no te dice nada. Estas a tiempo de ponerte al día y entrar en este universo de historias repletas de una imaginación sin igual, que te dejarán con ganas de más. A continuación dejo la lista de novelas disponibles hasta el momento. Enfatizando que estos libros son de descarga gratuita con el consentimiento expreso del autor.


En el siguiente enlace puedes encontrar TODOS los libros, para saber cual elegir primero anexo una breve descripción y mi comentario personal.




El surco de tus labios me provoca deseo 




“El surco de sus labios era eterno en su recuerdo. Lo imitaba en trazos imposibles con su viejo pincel de bambú. La tinta acariciaba el papel de arroz como los besos que se regalaron bajo los almendros en flor. Pero ni ella, ni sus besos, ni sus labios regresarían jamás. Isao lo sabía y se escudaba en su trabajo para ignorar la realidad.
Keiko odiaba aquel lugar. Sin embargo, nunca se lo dijo a su padre. Sabía que él necesitaba escapar lejos de todo para volver a encontrar la paz en sus pensamientos. Apenas hablaban pero se querían con locura. Ella vivía para ser su azalea, luz y juventud a su vera. Pero fuera del tiesto, todo cambiaba. San Francisco no era su hogar”.


Opinión personal

Esta historia en particular esta cargada de estética a un nivel prácticamente etéreo, tanto en sus escenarios como en sus frases. Una deuda, una promesa, el sexo como catalizador para la felicidad en que nace el amor. Una venganza, un sacrificio y la lucha más allá de las palabras, que a un conjuro libera y da vida.
Los personajes son vibrantes y las escenas que inundan estas páginas solo pudieron ser concebidas en una imaginación privilegiada. Lo que les garantiza una lectura intensa y sorprendente hasta la última página.


Clara 




“Clara es una joven que llega a Madrid para trabajar como asistenta en casa de una anciana adinerada. En su nueva vida conoce a Matías, conductor de una línea municipal de autobuses. El amor surge pronto entre ellos. A los pocos meses, Clara vive una situación insólita. La anciana muere y la joven presencia algo increíble que le hiela la sangre. Al principio guarda su secreto por miedo a que la tomen por loca, pero llega un momento en el que tiene que contarlo para proteger su propia vida y no separarse de Matías… jamás”.

Opinion personal
Un relato corto que compensa sus breves páginas con el enorme contenido que guardan. Desde las primeras frases nos identificamos hasta el extremo con Clara, y conforme descubrimos su secreto la empatía que sentíamos por ella se refuerza y nos conmueve hasta hasta el final de su historia. Definitivamente un pequeño tesoro y una excelente opción si no saben por cuál de los títulos decidirse.


Amarte 




“Mary Ackerson, cansada de su vida en la granja, decide dejarlo todo y partir a Marte. ¿A Marte? Sí, sí, no pienses que me he vuelto loco al escribir el libro. Todo tiene su explicación (en Marte está el CHICO aunque ella no lo sepa todavía…)”.

Opinión personal

La más divertida y ligera de las novelas de la colección Buscoaliados, una historia de amor con personajes simpáticos que llenan de alegría las horas de lectura que pasamos junto a ellos. Un conflicto ingenioso y todo esto en una atmósfera fuera de este mundo. Garantía para evadirse de la realidad y hacer un viaje de la mano de Mary Ackerson a Marte.



¿Existes? 



“Edel Doowan es imperfecta. A pesar de ser hija de un importante coronel, vive sin voz ni voto en un mundo donde las encuestas de opinión son la única forma de expresión. Pero un día, un viejo ordenador lanza a Edel una sencilla pregunta: “¿Existes?”. Una cuestión que despertará su corazón adolescente y le ayudará a descubrir que la realidad va mucho más allá de lo que ella cree”.


Opinión personal

Ésta es una de las historias de Iván Hernández que tienen muchos niveles de lectura, el resultado final dependerá del lector, pero el autor toca temas sociales, críticas y señalamientos a la par de una historia de amor juvenil, de lucha, superación y voluntad.
Un escenario futurista enmarca estas escenas llenas de nuevas tecnologías y una propuesta novedosa para el desenlace de la historia.



Ana Saavedra